Celebrando la abundancia

La Ecovilla Gaia es el resultado de 26 años de generar un proyecto único en el país por sus características y envergadura. Fue así como después de 4 años de preparativos comenzó el proyecto en un predio de 20,5 Hectáreas en el partido de Navarro, Provincia de Buenos Aires.
Celebrar la abundancia ha sido nuestra inspiración desde el camino de la Permacultura. Es desde aquí donde podemos construir una sociedad humana que pueda colaborar con el proceso de sanación del planeta, no desde la escasez, lo material trae marginación, sufrimiento y la escasez de ética, genera la degradación, la exfoliación de la Pacha.
La sinfonía de árboles frutales, para madera, leña, reparo y espacios para la agricultura hacen una canción que acompaña el susurro de las aves, cada vez más variadas y abundantes en Gaia. Si generamos abundancia para nosotros estamos también generando curación al Planeta.
Esta trama agroforestal que evolucionó por más de 2 décadas, con el nuevo formato de los Condominios Amanecer, más organizado como un Cohousing multigeneracional y en el Condominio Primavera organizado como una red de chacras, están logrando que el número ideal de personas lo pueda manejar y promover a que siga su crecimiento como una espiral que se expande y expande.
Los 2 Condominios se están potenciando uno a otro, Primavera se está organizando no solo para cuidar los árboles existentes sino también para comenzar la horticultura, aumentar la producción apícola y la cría de animales a pequeña escala.
Por otra parte Amanecer está organizando su plan de manejo de todo el sistema agroforestal y del parque natural basado en especies nativas. Por la multivariada interacción de los elementos vivos junto a las diversas instalaciones de infraestructuras de construcciones, generación de electricidad, tendido eléctrico, sistema de agua y caminos, todo esto hace de la Ecovilla un pequeño universo. Este modelo forma parte de una red planetaria, nacida en la Ecovilla de Tamera, Portugal de “biotopos de curación planetaria”. Si se promueven más y más lugares donde se pueda vivir en paz y celebrar la abundancia que permite lograr la Permacultura, podemos contribuir con los procesos de curación planetaria.
La Permacultura nos propone que un diseño de un asentamiento humano debe basarse en promover la diversidad, ésta dará mayores rendimientos, sustentabilidad y un alto nivel de resilencia para los tiempos que han llegado.
La trama interna que se está desarrollando en la Ecovilla Gaia, enriquecida por los nuevos vecinos que se están sumando, está creando un arcoíris de talentos. Diversas profesiones y capacidades potencian los diferentes proyectos productivos:

• Producción de varas de bambú de 10-18 cm de diámetro.
• Postes tirantes de acacia blanca, manejo forestal, leña y en el futuro otras maderas de calidad.
• Dulces, miel, semillas.
• Microorganismos eficientes para reciclado de basura, baños secos y mejoramiento de suelos.
• Vivero de árboles nativos.
• Frutas, cereales y verduras para el comedor comunitario.

 

 

 

 

Entre los emprendimientos y desarrollos podemos mencionar:
• El baño seco y compostero Permapreta, primer baño y compostero del mundo que se vacía desde arriba, reconocido por una patente.
• Extractor eólico – eléctrico con un sistema original de ahorro de energía.
• Desarrollo de gasógenos (sistema de máxima eficiencia del uso de leña) para cocinas, estufas y calefones.
• Construcción de la estufa y hornos Gaia, con años de experimentación medidos por el INTI.

Entre los servicios: 
• Diseño y construcción con métodos de construcción natural.
• Diseño, venta e instalación de equipos de energía solar y eólica.
• Diseños de Permacultura.
• Alquiler del auditorio y comedor para diversos eventos.
• Visitas guiadas para el público, colegios y universidades.
• Alojamiento para el ecoturismo.
• Avistaje de aves.
• Recepción de fotógrafos de la naturaleza y ciclistas.
• Voluntarios.
• Cursos varios.
• UIP (Universidad Internacional de Permacultura).

Todos estos servicios y desarrollos hacen de la Ecovilla un lugar ideal para vivir, donde la abundancia de posibilidades permite que los residentes puedan combinar la generación de recursos con el placer de hacerlo en un lugar hermoso para vivir, cerca de donde están sus hijos. Por otra parte esto permite reforzar las relaciones sociales ya que muchos emprendimientos y servicios se hacen con otros habitantes de la Ecovilla.
El que una comunidad prospere en el campo, con una total autosuficiencia energética y de otros recursos, muestra claramente cómo pueden repoblarse las zonas rurales y generar abundancia y fuentes de trabajo.
Por otra parte, la Ecovilla se convierte en un lugar ideal para que los niños puedan educarse a través de la exploración y conociendo diferentes actividades, crecer con ellas, primero desde lo lúdico, y para los adolescentes desde un espacio donde poder comenzar a desarrollar habilidades y a sentirse útiles. Acerca de la interacción, la vida de los niños y jóvenes hace una diferencia sustancial en su crecimiento. El hecho de conocer a otros adultos y ser recibidos en otros hogares hace que los niños y jóvenes sean muy abiertos y seguros de sí mismos, al tener tantas opciones de interacción y afectos, fortalece su independencia.

Dr. Gustavo Ramírez

U.I.P. (Universidad Internacional de Permacultura)

Marzo 2018